La acera de los tontos

¿Para qué existió el 18 de octubre de 2019?

"Es evidente que la Convención ha salido en un rumbo y dirección inesperada, que para nada está abocada a reparar los dolores que Chile sentía", dice John Müller.

Por John Müller

Jueves 24 de marzo de 2022

A+ A-

¿Cuántas barricadas se levantaron en Chile el 18 de octubre de 2019 por los pueblos originarios? ¿Y cuantas por la paridad de género? Se trata de preguntas retóricas, pero creo que son una buena forma de aproximarnos a lo que está sucediendo con la Convención Constitucional, un organismo que nació a raíz de ese estallido social donde el elemento dominante eran reivindicaciones de corte económico o que pedían el fin de los abusos. De hecho, la desigualdad de Chile era una de las razones centrales, como quedó de manifiesto en la multitudinaria manifestación del 25 de octubre, una semana después de los disturbios.

La Convención encargada de proponer un nuevo texto constitucional a Chile se ha apartado tanto de las demandas originales, que los artículos que se han ido aprobando y que vamos conociendo con cuentagotas van configurando un orden institucional donde la desigualdad entre los chilenos será norma de ley. A partir de esta Constitución, la etnia, el género y cualquier otra señal de identidad van a ser títulos suficientes para optar a un catálogo diferenciado de derechos.

Cómo va a mejorar esto las bajas pensiones, el costo de la sanidad o el endeudamiento causado por la educación, son cuestiones difíciles de atisbar. Ni hablar de cómo se van a limitar los abusos del Estado, de las empresas concesionarias o la colusión de las grandes compañías privadas. Tampoco sobre cómo se va a imponer el respeto entre los chilenos.

Es evidente que la Convención ha salido en un rumbo y dirección inesperada, que para nada está abocada a reparar los dolores que Chile sentía de manera tan acuciante a finales de 2019. Una gran parte de la responsabilidad de lo ocurrido recae en los autores del diseño institucional que desde el Congreso priorizaron la representación indígena y la famosa paridad de género. Ni una sola barricada se levantó por ellas.

Revise la videocolumna de John Müller a continuación

John Müller está en de Radio PAUTA en dos programas: Primera Pauta, de lunes a viernes a partir de las 07:00 horas, y Marcando Pauta, de lunes a viernes a partir de las 08:00 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en www.PAUTA.cl.

La acera de los tontos

El gradualismo de Boric y la Convención

"Llama la atención, en la buena dirección, que un grupo transversal de convencionales propusiera una norma que busca mantener la autonomía del Banco Central", dice John Müller.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Presidente de Chile Gabriel Boric</p>
tipo de contenido
La acera de los tontos

¿Salvar el proyecto o conservar el poder?

El Gobierno empieza a darse cuenta de que ha hipotecado seis meses de su proyecto de transformaciones al resultado del plebiscito.

tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Chile, país de abogados

El episodio del Gabinete Irina Karamanos, que pasó los controles de varios asesores marca el punto más bajo de la pérdida de calidad de nuestra república de abogados.

<p>Con la elección de Petro en Colombia se acabó la asimetría entre la costa del Pacífico y la del Atlántico y toda Sudamérica, excepto Ecuador, se tiñe de izquierda.</p>
tipo de contenido
La acera de los tontos

El mapa de Iberoamérica cambia radicalmente

Con la elección de Petro en Colombia se acabó la asimetría entre la costa del Pacífico y la del Atlántico y toda Sudamérica, excepto Ecuador, se tiñe de izquierda.

tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

El regreso de Bachelet no es por el Apruebo, es por el Rechazo

La expresidenta no tendrá tiempo de hacer campaña por el texto constitucional, cuyo apoyo ya avanzó, pero sí puede tener protagonismo si triunfa el Rechazo.