Política

El acuerdo político por el proceso constituyente en su hora de suspenso

El ministro Blumel se reunió este jueves con los timoneles del oficialismo para descomprimir la tensión. La oposición acusa "falta de disposición" de Chile Vamos.

Por Gladys Piérola M.

Viernes 6 de diciembre de 2019

A+ A-

La tensión sobre cómo se implementará el acuerdo constitucional firmado el pasado 15 de noviembre subió un tono más en las últimas 48 horas en Chile Vamos. Las conversaciones sobre la paridad de la futura Convención Constituyente, las cuotas a pueblo originarios y la participación de independientes (que tendría más puntos en común) se transformó en una piedra de tope tanto para las negociaciones con la oposición como para la relaciones internas del oficialismo. 

De hecho, este jueves el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y el propio Presidente Sebastián Piñera tuvieron que poner paños fríos al bloque, en especial para contener la molestia de la UDI, que el miércoles -según fuentes oficialistas- incluso habrían amenazado con "bajar el acuerdo". Esto provocó, a su vez, el enojo de Renovación Nacional con sus pares, pues acusaban de "vetar" las conversaciones. De hecho, por un par de horas, rondó la idea de que RN y -con más dudas Evópoli- firmaran el texto que trabaja la mesa técnica, aunque la UDI no quisiera.

Política

Paridad y pueblos originarios: los dos temas que tensionan el acuerdo constitucional

El oficialismo y la oposición aún no logran acuerdos sobre cuotas en la elección y la composición de la convención constituyente.

La intervención directa de Piñera

Con ese ambiente crispado y la unidad del oficialismo por las cuerdas, a las 13 horas el Mandatario cruzó a la oficina de Blumel. Por cerca de 50 minutos participó de la cita que a esa hora sostenía el secretario de Estado con los presidentes de los partidos oficialistas. 

La intervención del Presidente ayudó a descomprimir los ánimos. O, al menos, así lo expresaron públicamente al finalizar la reunión que se extendió por casi dos horas en La Moneda. A la salida, el mensaje que transmitieron los timoneles oficialistas fue similar al diagnóstico que manejaba el Gobierno y que habría pedido el propio Mandatario en la reunión, al insistirles en la necesidad de que como coalición zanjaran una postura lo antes posible: si no había acuerdo entre los partidos, se mantenían los 12 puntos firmados y varios aspectos electorales quedarían para una ley posterior, incluida la paridad de género y los escaños reservados que no estaban en el pacto original.

Política

El acuerdo que señala el camino a la Constitución de 2022

El "Acuerdo Por la Paz Social y la Nueva Constitución" tiene dos páginas y resume en 12 puntos cómo se avanzará por medio de dos plebiscitos a una nueva Carta Fundamental.

"Como Chile Vamos hemos hecho propuestas juntos, con unidad. En lo fundamental: avanzar respecto de lo que acordamos el 15 de noviembre para habilitar el proceso constituyente y, posteriormente, abordar otros temas", dijo el titular de Evópoli, Hernán Larraín Matte.

Y agregó: "Es fundamental honrar lo que hicimos como partidos políticos junto a la oposición y, en aquellos temas donde haya diferencias, se verán posteriormente [...] es fundamental que nuestros técnicos cuanto antes puedan ponerse de acuerdo y que pueda ingresar la reforma habilitante del proceso constituyente al Congreso".

La frase de Larraín Matte, quien sirvió como vocero del encuentro, apuntaba a despejar las dudas de un quiebre mayor en el bloque, lo que preocupaba al Gobierno y podría haber hecho peligrar el acuerdo constitucional. Así, tras la cita con Piñera se unificó el discurso, la UDI desechó la idea de limitar -con fecha- los posibles ajustes a la reforma que preparan los expertos y se dio por terminada las conversaciones por temas complementarios.

Política

Mesa Técnica Constitucional: la primera gran duda de interpretación del acuerdo

Mientras algunos parlamentarios sostienen que el "Acuerdo por la Paz" es claro, otros plantean que debe ser complementado.

De hecho, ante la consulta de que si en el texto final de los expertos había espacio para una "claúsula" que deje por escrito la salida legislativa, el presidente de Evópoli aclaró que la tarea del grupo técnico "es darle viabilidad a lo que firmamos el 15 de noviembre y no más que eso. Ese es el mandato que entregaron los partidos políticos. Cualquier otra cuestión anexa se verá más adelante y no es parte del acuerdo".

Sin embargo, dejó en un punto muy incómodo los avances y las propuestas que había conversado la mesa técnica en las últimas horas y que deberán resolver este viernes. Si bien ya tienen un 95% del texto consensuado, precisamente la posibilidad de negociar una reforma paralela se convirtió en uno de sus últimos nudos, en especial para la oposición, donde advierten que era "poco viable salir con un acuerdo" que no diga nada sobre cuotas de género o de pueblos originarios. 

Pasada la medianoche los timoneles del bloque opositor consensuaron una declaración pública conjunta para responder al jaque mate de Chile Vamos. En el texto, señalan que "lamentan la falta de disposición" del oficialismo para abrir el proceso y confirmaron que presentarán una propuesta legislativa para "garantizar la inclusión de todos los sectores sociales".

El punto de la discordia

"Estamos absolutamente conformes. Nosotros queremos que firme luego y queremos preservar la unidad de nuestro sector", comentó a PAUTA la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, al terminar la reunión en La Moneda.

"Tenemos un acuerdo y se va a respetar", detalló la senadora por la Región del Biobío, pues dijo que defenderán lo que está "en la legislación vigente", que no incluye cuotas. "Cuando sea necesario que conversemos con los presidentes partidos de oposición, no tenemos ningún problema, pero me imagino que todos, cuando firmamos el acuerdo, lo hicimos de buena fe, pensando que la legislación decía que era la ley electoral vigente en ese minuto. Cualquier cambio que sea posterior a eso tiene que hacerse de acuerdo a la legislación vigente", señaló.

Política

Cómo se construyó la Constitución de 1980

Dos comisiones trabajaron en la elaboración de la Carta Magna. El visto final, apenas 12 días antes del plebiscito, se lo dio un tercer grupo bajo el ojo de la Junta Militar. Lo que dicen las últimas actas es un misterio.

La tienda que lidera van Rysselberghe encendió las alarmas el miércoles en la tarde, cuando manifestó directamente al titular del Interior su disconformidad con la idea de la oposición, que ante el punto muerto de la negociaciones, propuso que en el texto que está trabajando el comité técnico se incluyera un articulado que dé salida legislativa a las cuotas y a los independientes.

Eso era cruzar una línea "no aceptable" para buena parte de los personeros del gremialismo, quienes en privado han sincerado sus reparos por las cuotas de la futura Convención Constituyente (sea mixta o 100% electa), sobre todo por los escaños para pueblos originarios. En los cálculos de la UDI, esos cupos indígenas podrían inclinar la balanza hacia la izquierda y dificultar en la práctica la negociación de los 2/3 que quedaron en el pacto. 

Pero había otra arista más técnica. En Santiago, los abogados de la mesa de expertos habían negociado algunos detalles para viabilizar esta medida del bloque opositor: que esos proyectos o reformas constitucionales, que habilitarían las cuotas, tuvieran un cuórum de 2/3 y que fuera por moción parlamentaria, y no con la obligación de un patrocinio presidencial, pues los escaños reservados podrían generar gastos y eso lo convertía automáticamente en materia exclusiva del Ejecutivo.

Política

Las primeras aproximaciones a la franja electoral del Plebiscito 2020

Las discusiones que se dan en la mesa técnica constitucional y el decreto que deberá dictar Presidencia para activar todo el proceso serán clave en la definición del Sí y del No.

Fue en ese momento, cerca de las 17 horas, cuando los expertos de lado y lado llamaron a los timoneles de sus partidos para comentar la propuesta. En el caso de la UDI, fue el exdiputado Ernesto Silva quien se comunicó con la senadora van Rysselberghe. Sin embargo, la idea desató la polémica en la tienda, pues abría la puerta a un tema que no querían y que no estaba en el acuerdo original. Sus descargos no solo llegaron al ministro Blumel, quien estaba en el Congreso, sino también a los oídos de la vocera de Gobierno, Karla Rubilar

Cerrar la opción a nuevos cambios

Así, a la vuelta la UDI propuso otro punto. Silva y Arturo Fermandois pidieron congelar las reglas electorales para las fechas que se convoque el plebiscito de abril 2020, es decir, un plazo para que no se pueda modificar el texto de reforma constitucional que están redactando los especialistas. Su objetivo era cerrar la posibilidad de agregar materias complementarias, como en este caso son los escaños reservados.

Política

Arturo Fermandois: "El cuórum de 2/3 es la esencia de una Constitución"

El abogado defendió la aprobación como estándar internacional: "Una Constitución es un acuerdo de mayorías y de minorías, y está hecha para trascender en generaciones".

Eso provocó la molestia de la mesa de RN, quienes argumentaban a esa hora que no podía generarse "un veto" a la oposición para que no presentaran un proyecto de ley que abordara el tema de las cuotas. Incluso, la molestia llevó a que Mario Desbordes se restara de la cita de emergencia que sostuvo el miércoles en Valparaíso el gremialismo y Evópoli con Blumel.

La fecha original que la UDI había propuesto es el 28 de diciembre, lo que generó el rechazo de los representantes de la ex Concertación y parte del Frente Amplio, pues a esa altura del calendario la reforma ya debería estar tramitada y promulgada para alcanzar los tiempos, es decir, los 120 días que necesita el Servel para realizar el plebiscito el último domingo de abril. De hecho, este tema enfrentó nuevamente a los timoneles de Chile Vamos en la reunión con el Presidente y el ministro Blumel ya en La Moneda, pues la senadora van Rysselberghe defendió este punto ante el rechazo de RN y de Evópoli. Finalmente la UDI terminó cediendo.

Así, tras la reunión de este jueves en el Palacio de Gobierno, estas propuestas quedaron en fojas cero y ahora la pelota quedó en manos de los técnicos que deberán resolver este viernes el texto final para viabilizar el proceso constituyente.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Gabriel. Silber (DC)</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Silber y acercamiento previsional: "No me gustan los que niegan la sal y el agua"

El diputado cree que las posturas con el Gobierno se han acercado y en cuestión de horas se podría anunciarse un acuerdo.

<p>El diputado Luciano Cruz Coke, el senador Felipe Kast y el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte en La Moneda. Agencia Uno</p>
tipo de contenido
Política

Evópoli definirá con un plebiscito su postura institucional para el 26-A

El partido que lidera Hernán Larraín tiene su consejo general extraordinario este 25 de enero. Y la posición mayoritaria al Apruebo ha ido matizándose con adhesiones al Rechazo.

<p>Carolina Leitao (DC), alcaldesa de Peñalolén.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Leitao: "El Parlamento se desconecta de lo que la gente pide a gritos"

La alcaldesa de Peñalolén cuestionó la serie de acusaciones a autoridades de Gobierno, lo que obliga a postergar la discusión de materias relevantes en el Congreso.

<p>Las diputadas Maite Orsini, Maya Fernández, Natalia Castillo, Catalina Pérez, junto a las senadoras Ximena Rincón y Carolina Goic durante la votación sobre paridad de género en la sesión especial del Senado. Agencia Uno. </p>
tipo de contenido
Política

Los tres caminos que podrían salvar la paridad en la Comisión Mixta

Oficialismo y oposición deberán consensuar una fórmula que les permita dar cumplimiento a lo prometido: que el órgano que redactaría una nueva Constitución sea paritario.