Economía

El cuestionamiento del super de Pensiones al recorte de las tablas de mortalidad

Osvaldo Macías dice que la senadora Rincón jamás sugirió cambios cuando fue ministra del Trabajo. "Medidas como esas no tienen detrás un respaldo técnico", dice.

Osvaldo Macías, superintendente de Pensiones.

Superintendencia de Pensiones

Por Rosario Zanetta B.

Lunes 9 de diciembre de 2019

A+ A-

Una de las demandas centrales de la población, registradas en las encuestas en los últimos años y ahora tras el estallido social iniciado el 18 de octubre, ha sido elevar las pensiones. La semana pasada, el Senado aprobó en forma unánime la Ley Corta que eleva la Pensión Básica Solidaria en un 50% de forma gradual. Por otra parte, para los próximos días se prevé que el Gobierno ingrese la indicación para la Reforma Previsional, la cual deberá hacerse cargo de otros temas que han estado sobre la mesa. Pero el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, no solo ha estado pendiente de lo anterior, sino también de cómo los efectos de la actual crisis se traspasan al mundo previsional. 

En conversación con PAUTA Bloomberg, Macías comenta que los datos de la industria aún no muestran variaciones importantes en las remuneraciones ni en las cotizaciones. Sin embargo, asegura que ha habido un aumento en los casos de cotizaciones que son declaradas, pero que no se llegan a pagar antes del día 13 de cada mes. Según Macías, esta conducta registró un incremento de 6% en noviembre respecto del mes anterior, y un 2,7% respecto del mismo mes del año anterior. 

"Hay una dificultad de capital de trabajo en las empresas para pagar las remuneraciones y las cotizaciones previsionales. Los datos más duros se van a ir conociendo en los meses sucesivos, aunque no se ha reflejado directamente tal vez en el indicador más claro, que son las peticiones del seguro de cesantía, que no han aumentado en noviembre respecto ni a octubre ni a noviembre del año anterior", sostiene el regulador. 

"Es evidente que la crisis que nos ha impactado va a generar una pérdida en los puestos de trabajo que se debería ver reflejado en las cifras que vienen, pero no, hasta ahora no está reflejada en las cifras, por lo menos previsionales", comenta Macías. Y agrega: "Sin duda que si hay un mayor desempleo va a haber mayores lagunas previsionales y finalmente habrá menor ahorro previsional. No cabe ninguna duda de que habrá un daño muy importante para las pensiones. Que las personas trabajen y que coticen es clave para eso. No hay fórmulas mágicas. Solo se puede mitigar". 

Propuesta de Ximena Rincón: "Jamás se sugirió eso"

Entre quienes en los últimos días han hecho propuestas en materia previsional está la senadora Ximena Rincón (DC), quien en reiteradas ocasiones ha planteado la idea de corregir las tablas de mortalidad con las cuales se calculan las pensiones. Según la exministra del Trabajo en el Gobierno de Michelle Bachelet, si se acortara la probabilidad máxima de 110 años que actualmente contempla la tabla por una de 85 años, habría un incremento inmediato en las pensiones.

Ante la pregunta sobre si Rincón planteó alguna de estas propuestas cuando estuvo a cargo de la cartera de Trabajo, con la cual la Superintencia de Pensiones se relaciona con el Gobierno, Macías asegura que no. "Que yo recuerde, jamás se sugirió eso", dice.

"Evidentemente que medidas como esas no tienen detrás un respaldo técnico y lo único que provocarían sería que el sistema de pensiones quede completamente desfinanciado a corto plazo", continúa el regulador.

Y va al fondo del planteamiento: "Hay que tener cuidado con esto, porque lo que hacen las tablas de mortalidad no es otra cosa que regular el uso de los fondos que acumulan las personas para que les alcance durante toda su expectativa de vida". El superintendente comenta que, efectivamente, si se acortara la edad de vida máxima contemplada por la tabla, aumentarían inmediatamente las pensiones. Pero no es tan simple: "El contrapunto es que se me va a acabar el dinero en algún momento y no voy a tener cómo vivir como pensionado, no voy a tener fondos. Y ahí hay dos alternativas: o la persona se transforma en un indigente o va a tocar la puerta del Estado, que va a tener un costo fiscal demasiado grande, muy desproporcionado y no podrá pagar esas pensiones".

Eso es distinto, advierte Macías, de propuestas como la del exsuperintendente de AFP Guillermo Larraín, quien ha sugerido incorporar un seguro de longevidad que financie las pensiones de quienes ya han cumplido los 85 años.

"Esa es una forma responsable de plantear un acortamiento de las tablas", distingue Macías, "porque en ese caso se va acumulando un porcentaje de cotizaciones que posteriormente se usa para aquellas personas que sobrevivan a las expectativas de vida. Todos cotizan en un fondo colectivo; los que fallecen antes no usan ese fondo, pero han estado cubiertos".

Economía

La propuesta previsional de la DC que el Gobierno mira de cerca

Según el ex superintendente de Pensiones, Guillermo Larraín, la idea consiste en dividir en dos el retiro y financiar una parte con ahorros individuales y otra con seguros.

Respecto de si se trata de un esquema regresivo, considerando que quienes viven más -y por lo tanto, activarían ese seguro- suelen ser las personas de mayores ingresos, señala que hay herramientas para mitigar ese efecto. "Poniéndoles algunos topes, por ejemplo, a los beneficios, o a lo mejor tasas de cotización diferenciadas para los fondos con mayores ingresos... pero sí, es verdad, eso empieza a hacer más complejo el diseño", piensa.

La fórmula 5-3-2 de Bachelet

La propuesta central que está sobre la mesa para modificar a futuro las cotizaciones es la de elevar en cinco puntos la cotización obligatoria, de los cuales tres puntos irían a las cuentas individuales de los cotizantes y los otros dos puntos porcentuales se destinarían a algún tipo de solidaridad dentro del sistema (fórmula 5-3-2). Esta propuesta ya había sido discutida durante el segundo gobierno de la expresidenta Bachelet. 

Economía

El Gobierno revive la fórmula previsional de reparto de Bachelet

El Ejecutivo se habría jugado por un esquema 5-3-2: cinco puntos de alza en la cotización con cargo al empleador, de los cuales tres van a la cuenta individual y dos a solidaridad.

"Efectivamente es muy parecido a lo que estaba en la reforma el año 2017", sostiene Macías. "Ahora, convengamos que han pasado muchas cosas en poco tiempo. Y a contar del 18 de octubre sin duda que la agenda del país ha sido remecida y la agenda previsional no ha estado exenta de ello", comenta. 

Por eso, dice el superintendente, se decidió dividir la discusión previsional, dándole mayor urgencia al aumento del Pilar Solidario.

"Ahora hay que retomar de nuevo la discusión para ver cómo sigue el proyecto de reforma. Si uno retrocediera en el tiempo, uno podría decir 'en realidad estamos llegando a una solución similar a la que se había llegado el 2017'. Pero también tenemos que tener en cuenta que el sistema de pensiones tiene más de 11 millones de afiliados y más de un millón de pensionados e involucra a gran parte de la población chilena. Entonces, toda la discusión en torno al tema de pensiones es extremadamente compleja, muy compleja. Yo creo que en los meses que restan [...] deberíamos llegar a una solución que sea buena para las personas", expresa Macías.

La gravedad de los asesores previsionales

En el Senado se discute, en segundo trámite constitucional, el proyecto de ley que regula a agentes del mercado financiero. Uno de sus objetivos es sentar una regulación sobre los llamados asesores previsionales colectivos, cuyas recomendaciones para que los afiliados muevan sus fondos pensando en una maximización de la rentabilidad ha sido cuestionada por dos motivos: primero, no existe manera de adelantarse al mercado y por lo tanto las personas pueden terminar perdiendo dinero, y segundo, porque genera problemas de liquidez en el mercado financiero que termina afectando a todos los afiliados, sobre todo en momentos de alta incertidumbre como los sucedidos después del estallido del 18 de octubre.

"Aquellos asesores colectivos que cobran por sus recomendaciones deben tener un registro, igual que los asesores individuales", comenta el superintendente. Dice que no proponen la eliminación de los asesores colectivos, sino que sean sometidos a la misma regulación que los asesores individuales precisamente para resguardar los intereses de los afiliados.

"Hay gente que cree que puede ganarle al mercado, anticiparse, y eso está probado que no se puede hacer", subraya: "Hay estudios que muestran que las personas hubieran tenido un mejor rendimiento si no se cambian de fondo y siguen una estrategia pasiva; o sea, se quedan por mucho tiempo en los fondos más recomendados para ellos".

Vea la conversación completa en PAUTA Bloomberg acá:

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
Economía

Disney recortará 28.000 empleos por el impacto del Covid

La compañía debe afrontar un nuevo escenario con la pandemia, por lo que disminuirá los puestos de ejecutivos y empleados asalariados en parques temáticos y cruceros, entre otros.

tipo de contenido
tipo de contenido
Economía

Transparencia y equilibrio fiscal, los desafíos del Presupuesto 2021

Karin Moore, investigadora de Clapes UC y Macarena Lobos, exsubsecretaria de Hacienda, llamaron a avanzar en la entrega de información.

tipo de contenido
Economía

Un efecto pandémico: la mutación de los bancos centrales

Las entidades monetarias ahora combaten la desigualdad, el cambio climático y dejan cada vez menos espacio para el retorno a un pasado "más simple".

tipo de contenido
Economía

Las compras navideñas reflejarán realidades disímiles en Estados Unidos

El auge del mercado accionario y los bajos intereses para toma deuda benefician a muchos. Pero esta realidad contrasta con los 13 millones de desempleados en ese país.