La acera de los tontos

El votante que no quería ganar

"Los votantes de Parisi probablemente le votaron precisamente porque no tenía ninguna posibilidad de ganar y lo que querían mostrar era su descontento con el sistema", escribe John Müller.

Agencia Uno/PAUTA

Por John Müller

Jueves 25 de noviembre de 2021

A+ A-

No cabe duda de que la gran sorpresa de la primera vuelta fue la votación de Franco Parisi y el Partido de la Gente. También es la gran duda para la segunda vuelta. Son casi 900.000 votos que andan dando vueltas. Los sociólogos los han caracterizado como un grupo mayoritariamente masculino, con una formación de nivel medio bajo, ingresos por debajo del millón de pesos y relativamente jóvenes, ya que el 62% tendría menos de 40 años.

La característica central de este grupo sería su rechazo a la política tradicional, lo cual los convertiría en blanco perfecto de ofertas populistas. El perfil elaborado por Pulso Ciudadano indica que un 28,4% de estos votantes se inclinarían por Gabriel Boric y un 26,7% por José Antonio Kast en segunda vuelta.

Sin embargo, esto necesita un análisis más granular y pegado al territorio. La elevada votación de Parisi en el norte indica que su postura sobre la inmigración ilegal, a la que calificó de "gran negocio" para países como Venezuela durante la campaña electoral, estaría más cerca de las posturas de Kast que de Boric.

Pescar en el caladero de votos de Parisi es extraordinariamente difícil porque la segunda vuelta empuja a los candidatos a moderarse y eso no es atractivo para un votante que exige mensajes de rebeldía y contra el sistema.

Boric se está moderando tácticamente hasta provocar situaciones chocantes en relación con sus dichos recientes. Kast, en cambio, ha sido menos evidente con su estrategia. Sin embargo, hay un factor que no está siendo valorado y es que los votantes de Parisi probablemente le votaron precisamente porque no tenía ninguna posibilidad de ganar y lo que querían mostrar era su descontento con el sistema.

Casi un 45% de quienes le votaron dicen que no votarán en segunda vuelta o que votarán blanco o nulo o que no saben. Se trata de una cifra extraordinariamente alta y que da verosimilitud a la opinión del sociólogo Manuel Aris que en Primera Pauta nos dijo que lo más probable es que el votante de Parisi no se levante del sofá para la segunda vuelta.

Revise la videocolumna de John Müller

John Müller conduce Primera Pauta, de Radio PAUTA, de lunes a viernes a partir de las 07:00 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en www.PAUTA.cl.

Política

Cuál es el perfil del votante de Franco Parisi

El economista obtuvo el tercer lugar en la primera vuelta presidencial sin haber pisado Chile. Su popularidad es uno de los acertijos que los comandos de Gabriel Boric y José Antonio Kast necesitan entender con urgencia.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Bandera de China en la nieve</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

El paradigma chino en Chile

John Müller recuerda el vaticinio sobre un modelo que mezcla autoritarismo y prosperidad. "Para gran parte de la población no resultaría extraño, porque es la misma combinación que se dio con el régimen militar de Augusto Pinochet". 

tipo de contenido
La acera de los tontos

El error del optimismo injustificado

Kast sigue en su rincón deshojando la margarita de si es mejor seguir siendo el original o convertirse en una copia ‘low cost’ como ha hecho Boric.

<p>Candidatos presidenciales populistas en Chile.</p>
tipo de contenido
La acera de los tontos

21-N: segundo estallido populista, esta vez sin barricadas

El 75% de los votantes de la primera vuelta presidencial se han inclinado por opciones más o menos populistas, escribe John Müller.

tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Podemos debatir, pero no conocer el resultado del debate

John Müller critica la veda legal para difundir sondeos electorales. Hay encuestadoras que rastrean cómo los debates impactan en la población, pero sus resultados solo son conocidos por "un grupo selecto de personas".