Economía

Felipe Larraín y el crecimiento económico: "El grueso del partido lo jugamos adentro"

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dice desde Davos que ante las críticas por la "permisología" y los problemas con proyectos de inversión, "hay cosas que pertenecen a otros poderes del Estado".

Bloomberg (Archivo WEF 2014)

Por Francisco Ibáñez

Miércoles 23 de Enero de 2019

A+ A-

Los ojos de los analistas económicos y de negocios tienen durante estos días un nuevo objetivo, aparte de la guerra comercial y el Brexit. En Davos, Suiza, se está desarrollando el Foro Económico Mundial, y las miradas se concentran en la ciudad montañesa, que en estos días, tal como la economía, marca temperaturas de varios grados bajo cero. En contacto con PAUTA Bloomberg, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, conversa sobre los principales temas de esta versión del foro, deslinda responsabilidades en "otros poderes del Estado" ante las críticas por la "permisología" y subraya cuál es el papel de Chile en la construcción de su propio crecimiento económico.

El gran tema: la desaceleración

El ministro Larraín destaca el ambiente de preocupación por la economía mundial. "No estamos hablando de recesión, pero estamos hablando de desaceleración en Europa y Japón, y por supuesto que estamos todos mirando, algunos con más interés que otros, pero casi todos con mucho interés, lo que está pasando en China", afirma. Recalca que el crecimiento ha sido el más bajo de las últimas tres décadas.

Larraín señala que tampoco se está hablando de recesión en el caso de China, pero sí de desaceleración. "Se está sintiendo en el comercio exterior chino, hay caídas de importaciones y exportaciones en noviembre y diciembre, y esto tiene que ver en parte también con un aumento en los niveles de deuda corporativa en China, que el gobierno y las autoridades están tratando de hacer converger con niveles de deuda más manejables", explica.

La misión chilena

"Es interesante cómo mucha gente, que estaban ahí, se acercaron, algunos hicieron comentarios públicos entendiendo que la economía chilena había tenido una mejora de dinamismo muy notable el año 2018. Eso hace que la economía crezca más, que sea más interesante en muchos sentidos", plantea. "Es parte de los objetivos que tenemos nosotros acá: mostrar a Chile como un destino atractivo de inversión", explicita el titular de Hacienda.

Larraín cuenta que también ha estado promoviendo las cumbres de la APEC y COP25, que se realizarán en el país. "Chile va a estar mucho en el mapa durante el año que tenemos y 2020", señala.

Expectativas de crecimiento

Pese a los recortes en las proyecciones de crecimiento para 2019 realizadas por el FMI, Larraín insiste en las proyecciones del Gobierno y aclara que, si hay algún tipo de actualización, se hará a mitad de año o en el presupuesto en el mes de octubre. "La proyección que nosotros tenemos, de 3,8%, está justamente en el punto medio de la proyección del Banco Central que acaba de actualizar en el IPoM", afirma.

El ministro reconoce un escenario internacional desafiante. “Es indudable que en un mundo que crece menos a nosotros se nos hace un desafío más fuerte mantener nuestra proyección, pero todavía nosotros no vemos ninguna razón fundamental para cambiarla”, afirma.

"Yo no quiero en ningún caso minimizar lo desafiante que tenemos de la economía mundial, el tema de la guerra comercial, la desaceleración que esto está trayendo en China, la deuda corporativa que ha aumentado en forma importante", explica, para luego afirmar que "el grueso del partido lo jugamos adentro. Si a Chile le va bien, va a depender en lo fundamental de lo que hagamos internamente". Si bien reconoce que la explicación de los resultados "puede estar parcialmente afuera", el ministro insiste en que lo principal es lo que se haga internamente.

El estado de la economía chilena

"Yo no creo que se esté sobrecalentando la economía. Creo que la economía chilena está empezando a aumentar su nivel de crecimiento potencial, como lo ha revelado lo que plantean los analistas. Tenemos una inflación bajo control […] cuatro décimas por debajo de la proyección a la que apunta el Banco Central", afirma Larraín.

Agrega que las proyecciones son que los precios de los combustibles seguirán cayendo durante algunas semanas, lo que será “una ayuda” para lograr las metas inflacionarias.

“Permisología” y certeza jurídica

Frente al ambiente de incerteza jurídica y exceso de burocracia en la obtención de permisos que reclaman algunos gremios, y que afectaría la inversión, el ministro relativiza el rol del Ejecutivo. “Parte de lo que tenemos que hacer en materia de inversión es dar certeza, dentro de lo que nosotros podemos hacer. Hay que recordar que hay poderes distintos del Estado, y que al Ejecutivo, al Gobierno, le corresponde una parte de esto”, aclara Larraín.

El secretario de Estado destaca el esfuerzo liderado por el Ministerio de Economía para destrabar proyectos de inversión, y señala que está “empezando a rendir frutos”. En todo caso, aclara que hay responsabilidades que escapan a su control. “Hay cosas que pertenecen a otros poderes del Estado. Nosotros tenemos que trabajar con el ambiente y la situación que tenemos”, sentencia.

Escuche la conversación completa en PAUTA Bloomberg acá:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Economía

Cómo los policías del cobre juegan al gato y al ratón en el desierto

Una nueva unidad policial ya ha tenido cierto éxito al arrestar a 11 personas e incautar unas 60 toneladas de mineral sustraído de las minas.

Economía

¿Cómo afecta la baja inflación a la economía?

Una baja inflación no es algo necesariamente bueno. El economista de BCI Antonio Moncado analiza el actual escenario inflacionario y su impacto en la rentabilidad de los fondos de pensiones, entre otros.

Economía

Maduro vendió 40% del oro venezolano en 2018 para tener efectivo

El cuestionado mandatario sacó los 2,34 millones de onzas de oro, equivalentes a US$ 3.100 millones al precio spot actual, de las bóvedas del Banco Central.

Economía

Trump nomina a reformador global para presidir el Banco Mundial

David Malpass, ex economista jefe de Bear Stearns, ha descrito a este organismo como demasiado grande, ineficiente y reacio a soltar a los países en desarrollo que se convierten en mercados emergentes dinámicos.