Internacional

Silala y diplomacia se enfrentan en el próximo camino de Bolivia tras La Haya

La derrota jurídica dejó en una complicada situación al Presidente Morales. El retomar relaciones con Chile y apelar a la simpatía internacional parecen ser los siguientes pasos.

Agencia Uno

Por Matías Bobadilla y Josefina Lira

Martes 2 de octubre de 2018

A+ A-

Con las aguas más calmas tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que declaró que Chile no tiene obligación de negociar con Bolivia por una salida soberana al mar, La Paz debe comenzar a estudiar el futuro de su estrategia para resolver lo que el Presidente Evo Morales ha declarado como un "enclaustramiento" irrenunciable.

"Si bien no hay una obligación, si hay una necesidad, no solamente para estos dos países, sino que también para la región, de resolver los temas pendientes que aún quedan entre Bolivia y Chile", dijo Morales tras la derrota en La Haya.

Ante la decisión de la CIJ y los dichos del presidente boliviano, ahora el vecino país deberá abordar la forma de afrontar las negociaciones con La Moneda con la que solo mantiene relaciones consulares desde 1978. En ese año, el general Hugo Banzer rompió relaciones diplomáticas con el país tras el fracaso de la negociación entre Chile, Perú y Bolivia por una salida al mar.

Política

El efecto La Haya en Chile, en Bolivia y también en La Haya

La sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que favoreció en forma contundente la defensa chilena contra la demanda boliviana tiene repercusiones para Piñera, Evo Morales y la validez de La Haya.

El próximo enfrentamiento: Silala

El siguiente episodio de relaciones entre ambos países será este 17 de octubre, día en que la Corte de La Haya citó a los agentes de Chile y Bolivia en la demanda, y posterior contrademanda, de Santiago por la condición de río internacional del Silala, algo que La Paz niega.

El 26 de marzo de 2016, Bolivia anunció que demandaría a Chile ante la CIJ por el uso de las aguas del río que nace en la región de Potosí, cruza la frontera y desemboca en los ríos San Pedro y Loa, en la región de Antofagasta. Bolivia argumenta que es dueña del manantial Silala y alimenta con 300 litros de agua por segundo al norte chileno sin recibir nada a cambio.

Sin embargo, el 6 de agosto de ese año, los agentes chilenos se adelantaron e interpusieron una demanda para que La Haya se pronuncie y establezca que el Silala es un río internacional, que Chile tiene derecho a un uso equitativo y razonable de sus aguas y que Bolivia tiene la responsabilidad de mantenerlo sin contaminación ni ningún tipo de daño.

Ante ese escenario, el gobierno de Morales contrademandó al estado chileno en el mismo tribunal exigiendo la declaración de soberanía boliviana  sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje que están ubicados en su territorio, y el derecho soberano a decidir cómo los mantendrá.

La abogada especialista en derecho internacional Paz Zárate, explicó a Primera Pauta, de PAUTA100.5, que las conversaciones están fracturadas por el trato que el gobierno boliviano ha dado a las administraciones chilenas. "Sería ideal pensar que va a haber algún cambio, una autocrítica por parte de Bolivia por cómo se llevó este primer caso. Chile hizo autocrítica respecto a cómo se llevó el caso peruano y hubo errores que no se repitieron. Para Bolivia el mazazo es muy grande, hay que darle un poco de tiempo y quizá veamos un cambio de actitud, sería mucho mejor algo menos confrontacional", dijo.

El presidente Morales entrega las reacciones tras el desfavorable fallo de la CIJ. Crédito: Agencia uno

Además, Zárate explicó que la relación entre Bolivia y Chile no es única en el mundo y la comparó con la que llevan Nicaragua y Costa Rica, quienes en los últimos años han litigado en tres ocasiones. "No es necesariamente malo porque han podido clarificar sus fronteras, solucionar problemas que los políticos en sus negociaciones no pudieron", añadió.

Fuera del futuro de Evo Morales o cómo puede favorecer este fallo al Presidente Sebastián Piñera, la abogada considera que lo más importante es la relación de ambos pueblos: "A nivel cultural hay algo que se puede hacer y que no depende de una sentencia, es la forma en cómo las personas se tratan unas a otras. Yo creo que va a haber una reflexión muy grande a partir de esta derrota tan absoluta y sería bueno que en Chile hubiera una reflexión en cómo hemos tratado al vecino".

Las nuevas posibilidades de Bolivia de llegar al mar

En el mismo programa, el exministro de Relaciones Exteriores Ignacio Walker sostuvo que, si Bolivia realmente quiere negociar, es indispensable que busquen retomar relaciones diplomáticas con Santiago. De lo contrario, aseguró el exsenador, no habría "terreno fértil" para avanzar en conversaciones.

"Chile ha tendido ofertas de acceso soberano y no soberano, pero hay que olvidarse hacia el futuro de una posibilidad de acceso soberano", explicó, añadiendo que la solución ahora para por una "solución moderna" que han ocupado otros países del mundo sin acceso al mar. "Un acceso no soberano, pero no menos efectivo del punto de vista del comercio, de los gasoductos, de los oleoductos, de habilitaciones portuarias, de las servidumbres, del no pago de impuestos".

La CIJ entrega su fallo. El presidente Morales estuvo presente, mientras el Presidente Piñera y el canciller Ampuero se quedaron en La Moneda. Crédito: Agencia uno

Walker añadió que las razones para que el gobierno chileno presente alternativas a una salida no soberana al mar se dan "porque nosotros queremos que a Bolivia le vaya bien, que camine al desarrollo, que resuelva sus problemas sociales. Pero se necesitan dos para bailar tango".

Respaldo internacional de Bolivia

Pese a la derrota en La Haya, el analista internacional de PAUTA100.5 John Müller aseguró que Evo Morales ha logrado causar simpatía en la comunidad internacional, por lo que Chile debe considerar este factor a la hora de decidir negociar o no con La Paz.

"He hablado con representantes de al menos dos cancillerías europeas importantes. Ya no hay nadie en el mundo, sobre todo en los sitios importantes, Estados Unidos, Europa, América Latina e incluso en Asia, que ignore el tema de la mediterraneidad boliviana y el argumento que ha utilizado Bolivia que eso lastra su desarrollo", contó a Primera Pauta.

El constante lobby de Morales por la demanda marítima, que incluso le ha llevado a visitar en reiteradas ocasiones el Vaticano, sostuvo Müller, hará que "si Bolivia reestablece relaciones, empieza a hablar que quiere abrir vías de comercio, va a encontrar respaldo a sus demandas de acceso al mar por parte de la comunidad internacional, o sea, esa piscina tiene agua".

Sobre el impacto en la política interna de la derrota en la CIJ, el exdirector adjunto de El Mundo señaló que están todos los caminos abiertos con respecto a la continuidad del actual presidente en el poder. "Incluso la opción que Evo Morales no se presente se ha vuelto a abrir y que esté buscando un candidato que pueda representar la continuidad mejor que él", agregó.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Internacional

Las razones del alza en la bolsa de Nueva York

El analista internacional John Müller sostuvo que la economía de Estados Unidos "está dando signos de un recalentamiento" y que son buenas noticias para Trump.

Internacional

La desaparición de Khashoggi complica también a EE. UU.

El presidente Donald Trump podría estar implicado indirectamente en el presunto asesinato del periodista saudí por parte de Riad debido a su yerno Jared Kushner.

Internacional

La pauta de John Müller: crisis de pensiones en Brasil y los problemas de la corrección política

El analistas de PAUTA selecciona los mejores artículos, blogs y columnas internacionales de los temas más novedosos y contingentes que han marcado la semana.

Internacional

Doce datos duros que derriban mitos sobre la migración en Estados Unidos

Estudios y análisis estadísticos concuerdan que ésta es positiva para el crecimiento económico, la innovación y la recaudación fiscal, casi no genera impacto en los salarios y no aumenta la criminalidad.