Negocios

"Nadie me puede decir que un litro de leche es igual que un litro de bebida"

La discusión sobre la ley de etiquetado ha tomado fuerza. A casi tres años de su promulgación, en PAUTA Bloomberg el gerente de la División Chile de Carozzi, Santiago Valdés, explica sus reparos y explica la propuesta de la compañía de alimentos.

Por Francisco Ibáñez

Jueves 29 de noviembre de 2018

A+ A-

Durante las últimas semanas, la discusión por la Ley de Etiquetado se ha reactivado, casi tres años después del inicio de su aplicación. La empresa de alimentos Carozzi, matriz también de Costa y Ambrosoli, entre otras, ha afirmado que la actual disposición no ha solucionado el problema que buscaba subsanar, y ha apelado a un cambio en la normativa. 

Negocios

El activo disenso que aún genera la Ley de Etiquetado de Alimentos

Pese a mostrar una disminución en el consumo de cereales y bebidas azucaradas, la ley sigue generando dudas porque podría favorecer a ciertas compañías y el exceso de regulación.

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, anunció que presentará una acción legal contra Carozzi, a la que acusa de violación al Código Sanitario por tergiversar información referente a la Ley Nacional de Etiquetado Nutricional. 

En PAUTA Bloomberg, el gerente de la División Chile de Carozzi, Santiago Valdés, expone la posición de la compañía frente a la legislación y aborda los dichos del senador Girardi.

“Hemos tratado de convencer a las autoridades de que existe un espacio que no se está cubriendo. No nos olvidemos de que esta ley solamente está cubriendo el 30% de los alimentos”, dice Valdés.

El ejecutivo considera que los sellos actuales entregan información incompleta. “Nosotros vemos que no nos estamos tomando con seriedad el problema de la obesidad, un problema que nace y tiene su esencia en una buena educación. Y para que haya educación, tiene que haber buena información”, plantea. "Lo que quiero saber como consumidor es cuántos gramos de azúcar o cuántos gramos de sal me está incorporando ese producto en su formulación”, dice.

Con los sellos actuales, opina Valdés, “no podemos comparar productos, no tenemos ninguna posibilidad de saber cuál es el valor absoluto que hay en ese producto”. Por eso, la compañía propone un cambio en los sellos, para que entreguen mayor información, que haga comparables los aportes de los distintos componentes de los productos, propuesta que está difundiendo a través de un video en Facebook.

“La academia, las empresas y por supuesto el Gobierno tenemos que trabajar en conjunto para ver, transcurridos tres años de esta ley, qué es lo que está funcionando bien y qué es lo que se puede mejorar”, plantea Valdés.

Sin impacto en las ventas

Pese a la Ley de Etiquetado, Valdés afirma que las ventas de Carozzi no han caído, y que no es esa la motivación para su propuesta de modificación de los sellos. “Las cifras que están publicadas en la FECU muestran que nuestros crecimientos siguen iguales o mejores que los que hemos tenido sostenidamente en los últimos años, con crecimientos importantes como compañía”, explica.

“Se ha tratado de buscar un responsable de la obesidad […] El problema es real. Hoy día las cifras de la FAO nos están mostrando que a pesar de que se implementó esta ley, y a pesar de que se han hecho esfuerzos importantes comunicacionales, en los dos primeros años la obesidad sigue aumentando”, afirma Valdés.

Lo que no queremos es ser responsabilizados como los causantes de la obesidad. Venimos reformulando productos desde hace más de 15 años, desarrollamos la línea Vivo, especialmente desarrollada con nutrientes críticos en niveles mínimos”, cuenta Valdés. “Fuimos la primera compañía que colocó cereales con menos azúcar en el mercado”, complementa.

“La diferencia entre un remedio y un veneno es la porción […] Puede suceder que un producto que tiene logo tenga menos azúcar que un producto que no tenga logo”, sostiene.

Errores en el reglamento

Santiago Valdés afirma que más que en la ley, los errores están en el reglamento asociado. Critica la comparación entre productos líquidos y sólidos, porque la concentración de los nutrientes se da de manera diferente. “No se puede comparar una barrita de cereal con una bebida”, ejemplifica. “Hoy día la regulación que hay para un litro de bebida y un litro de leche es exactamente la misma. Y nadie me puede decir que un litro de leche es igual que un litro de bebida, y sin embargo tienen las mismas exigencias”, expresa el ejecutivo.

Vea el video de la conversación completa en PAUTA Bloomberg acá:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Negocios

Un humilde lápiz labial ha recaudado US$ 500 millones para el VIH/SIDA

Viva Glam destina el 100% de sus utilidades al combate de esta enfermedad. Sus campañas con estrellas del pop ha sido determinante en su éxito por 25 años.

Negocios

Máximo ejecutivo de Rolls Royce proyecta era de aeronaves eléctricas

La compañía, que está inmersa en una profunda reestructuración y un plan de ahorro de costos, mira con optimismo la posibilidad de una nueva etapa de propulsión híbrida y a base de electricidad.

Negocios

El positivo balance de los scooters Lime tras siete meses en Chile

La gerente general de Lime, Ana Daniela Portillo, asegura que durante este período se han realizado un millón de viajes en ellos en Santiago y Ciudad de México.

Negocios

Proveedor de iPhone insta a Apple a trasladar sus plantas de China

El fundador del mayor proveedor de la compañía de la manzana calificó como "muy posible" el traslado de instalaciones a Taiwán.