Deportes

Cinco cambios para cinco temporadas: cómo llega la Fórmula E a Santiago

Más caballos de fuerza, un solo vehículo para toda la carrera y un "botón de poder". Estos son algunos de los cambios que se verán este 26 de enero.

Por Francisca Vargas D.

Domingo 13 de Enero de 2019

A+ A-

Habían pasado dos años desde el término de los Juegos Olímpicos de 2012, pero China continuaba haciendo noticia. El ritmo incansable del trabajo en Beijing se trasladaba de las oficinas a la calle. Pero los Juegos Olímpicos seguían en el recuerdo de los aficionados al deporte. El protagonista, sin embargo, no era ningún conocido.

El Parque Olímpico enfrentaba dos escenarios contradictorios: estar en medio de una de las cinco ciudades más contaminadas del mundo y ser la locación de la primera fecha de la Fórmula E. La nueva categoría del automovilismo era una realidad. Con autos eléctricos corriendo a más de 200 km/h por un circuito que se conviritió en realidad en septiembre de 2014, la capital china se transformaba, una vez más, en una vitrina al mundo.

A 19.048 kilómetros, en Santiago, el vínculo de Chile con el mundo motor se reducía a dos nombres: Ignacio Casale y Francisco “Chaleco” López. El primero, con una carrera en quads que ya le habían entregado un Dakar. El segundo, un histórico de las motos que decía adiós a la categoría.

Sin embargo, hacia 2017 el panorama cambió. Los autos volvieron a cobrar protagonismo, y no precisamente como había sido entre 1981-1983 con Eliseo Salazar y la Fórmula 1. La fórmula se mantenía, pero el número cambiaba por letra: la “E”. Las negociaciones para acoger una fecha de la prueba se concretaron y el Parque Forestal, junto con la calle Santa María y Plaza Italia, fueron confirmados como parte del circuito. 

El ganador de la fecha fue el francés Jean-Eric Vergne (Techeetah). El podió lo compartió con su compañero, el alemán Andree Lotterer. De aquel 3 de febrero de 2018 queda poco, desde el éxito de convocatoria hasta los reclamos de los vecinos.

Pero en octubre de 2018 se confirmó lo esperado por los fanáticos: el Santiago E Prix 2019.

Con el comienzo de una nueva temporada vinieron una serie de modificaciones tanto a los autos y momentos claves en la carrea, como al circuito. Más velocidad, mayor injerencia de los fans en las posibilidades de adelantar de los pilotos y el tiempo como factor superior a la cantidad de vueltas. Estas son las principales modificaciones en la Fórmula E que llegarán a Chile el 25 y 26 de enero.

Un cambio de Gen

Durante las cuatro primeras temporadas de la Fórmula E se corría con dos autos. Tal como en la F1 es obligación cambiar a lo menos una vez de neumáticos, en esta categoría era lo propio pasar por los pits para correr con una máquina distina. El cambio, que quitaba continuidad y velocidad a la carrera, se terminó. Y en Santiago será la tercera vez que se pueda apreciar el rendimiento de los distintos conductores con los nuevos autos.

De Gen 1 pasó a Gen 2. Más que el cambio de nombre, el cambio en la fisionomía del auto significó pasar de una potencia de 200 kw a 250 kw, o de 270 a 335 caballos de fuerza. Esto permitirá a los conductores pasar de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima cercana a los 300 km/h en las rectas.

La nueva batería permitirá a los pilotos completar la carrera sin pasar por los boxes para conducir un nuevo monoplaza, y continuar hasta el final en el mismo auto con el que comenzaron la carrera.

El tiempo sobre las vueltas

En 2018 los corredores completaron 37 vueltas (de 2,4 kilómetros cada una) en la tercera fecha del campeonato mundial, que se corrió en las calles santiaguinas. Si en las rectas la velocidad máxima promedio fue de 214 km/h, con la nueva carrocería esos tiempos disminuirán. Pero no serán los segundos que demoren los conductores en pasar por el circuito lo único que cambie de cara a la nueva temporada.

Si hace un año lo más relevante eran las vueltas, el 25 de enero será el tiempo. En 45 minutos los conductores deberán recorrer la mayor cantidad de kilómetros posibles. Cuando el cronómetro llegue a cero, una vuelta final decidirá si se repite el monarca de la carrera o existe un nuevo campeón.

Mario Bros se hace presente

Lo han comparado en múltiples ocasiones con los beneficios que tenía el popular protagonista de videojuegos cuando ganaba una estrella: correr a mayor velocidad en su auto. Y no pudo existir parámetro más exacto para relacionarlo con la Fórmula E. De acuerdo con las modificaciones en la reglas de las carreras, el attackmode será de uso obligatorio en la prueba, y dependerá de parámetros propios de la acción del momento.

Una vez que los pilotos entren en tramos lentos de la carrera podrán apretar un botón en el volante que les permitirá aumentar de 220 kw a 225 kw, y recibir instantáneamente una inyección extra de poder. Las zonas específicas en que se podrá utilizar el modo ataque solo serán reveladas por los organizadores del E-Prix momentos antes de dar comienzo a la carrera.

Seguridad en verde y rosa

Un adelantamiento que terminó en choque. El susto de Charles Leclerc, quien en un accidente fue golpeado por otro auto en su cabeza, obligó a la FIA a buscar medidas para proteger esta parte del cuerpo de los pilotos. Por lo mismo, se implemetó el Halo, aparato instalado en las monoplazas para evitar que un accidente así vuelva a ocurrir.

La idea era también implementar el Halo en la Fórmula E en la temporada 2018. Sin embargo, la FIA dio prioridad al desarrollo de este agregado del vehículo en la Fórmula 1, dejando en menor importancia su implementación en la categoría de los autos elécticos. El poco tiempo disponible para realizar las pruebas correspondientes obligaron a los mecánicos de la FIA a aplazar en un año la medida de seguridad.

Este 2019 podremos ver por primera vez el Halo en los vehículos de la Fórmula E, el que tendrá la incorporación de luces de colores cada vez que se activen dos modalidades de carrera: se activará una luz verde sobre la cabeza de los pilotos cada vez que entren en modo ataque, y la activación del Fanboost teñirá el dispositivo de rosado.

Aumenta el poder de los fanáticos

Una de las medidas de la Fórmula E en la temporada 2015-2016, fue involucrar de manera directa a los aficionados en el desarrollo de la carrera. Ellos debían votar por sus conductores favoritos, y los tres con la mayor cantidad de votos podrían incorporar más potencia a sus autos.

Este año los organizadores decidieron aumentar la cantidad de pilotos que podrían optar a ese beneficio, por lo cual una vez que hayan pasado los primeros 22 minutos de la carrera, serán cinco los pilotos que podrán hacer uso del fanboost y agregar 25 kw a sus motores, para competir por quedarse con la punta del Santiago E-Prix 2019.


A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Deportes

¿Quiénes son los ganadores de la Fórmula E en lo que va de la temporada?

Van cinco carreras con igual número de triunfadores. Y ya se han corrido cincuenta pruebas en esta categoría. En Pauta repasamos las trayectorias de los pilotos más rápidos durante 2018-2019.

Deportes

“Ivo hubiera estado feliz que llamaran a gente del club”

El mediocampista de Palestino, Agustín Farías, habla sobre el empate ante River Plate y cómo se armaron para hacer frente al campeón de América. Sobre la ausencia de jugadores del club árabe en la nómina de la Roja, dice: “Yo no creo que haya sido de parte del club”.

Deportes

Matías Dituro: “Eran tres puntos que necesitábamos. Se lograron sufriendo”

El portero de Universidad Católica habla sobre el partido ante Rosario Central por Copa Libertadores: cómo se armaron para enfrentar a los argentinos y qué significó el tanto de José Pedro Fuenzalida para el equipo.

Deportes

“Bozán no respeta jerarquía ni edad, el que está mejor va a jugar”

El mediocampista de Universidad de Concepción, Hugo Droguett, habla del empate ante Olimpia en Copa Libertadores y cuánto ha impactado Francisco Bozán en su carrera desde que llegó al Campanil.